7/06/2010

Todo lo bueno, llega por recomendación...

Y el día de hoy los medios y redes sociales, y sus millones de usuarios diaramente recomiendan cientos de miles de productos. Piensen en cada vez que se unen a un grupo o siguen una página en Facebook. Cuando comparten un video, o cuando muestran a todos los seguidores de su blog los últimos artículos que compraron/vieron/fascinaron. Los usuarios de estos medios están recomenando conciente o inconcientemente una serie de productos/servicios todos los días.

Ellos lo hacen de manera natural, y es precisamente esta cualidad lo que los hace creíbles. La mayoría de las veces no lo están haciendo para venderte algo, sino simplemente porque quieren compartir al mundo sus gustos y aficiones.

Los emprendedores tenemos que aprender a reflejar esta naturalidad al llevar nuestros esfuerzos de comunicación a estos medios. Justo de lo que hablaba en el post anterior, se trata de construir una verdadera relación con tus clientes actuales y potenciales. Se trata de encontrar un balance entre generar una venta pero dar a cambio algo más que fastidiosos mensajes de COMPRAME todo el tiempo. Es un balance muy delicado de mantener, pues hay que estar genuinamente interesado en proporcionar información relevante, pero al mismo tiempo, hay que ser honestos y admitir que estás llevando tu negocio en línea por una razón y por tanto también esperas generar ventas o construir lealtad a través de estos esfuerzos.

Me apasionan las pequeñas empresas que se aventuran a experimentar en este nuevo medio. Son flexibles y cosechan del esfuerzo que hacen cada día. Es importante recordar que,  tal y como bombardear con flyers las calles es una manera ineficiente de promover un negocio, lo mismo es hacerlo en Internet, y es por eso que las prácticas que han mostrado mejores resultados siempre han sido las que ofrecen algo más que el tradicional mensaje de venta. Darse la oportunidad de conocer a tus consumidores, lo que piensan, lo que les gusta, y saber cuándo tu producto realmente hará una diferencia es un arte, y requiere de paciencia. Nadie tiene todas las respuestas sobre cuál es la mejor estrategia en los medios sociales, y no hay que fiarse de aquellos que digan tenerlas. Incluso en medios tradicionales, medir la persuación de los mensajes es difícil, y a pesar de todas las técnicas desarrolladas por reconocidas agencias, aun hay un gran espacio que no podemos predecir ni medir. Después de todo, estamos tratando con seres humanos, y como tales, la reacción hacia ciertos estímulos siempre dependerá de los factores que estén influenciando a las personas en el pasado y en ese momento. Es por eso que escuchar a tu cliente siempre ha sido una buena estrategia. Conversar con él y entender sus necesidades, es una de las mejores armas de venta.

Finalmente, los dejo con un video que me llegó por una de las personas que sigo en Twitter, y que inspiró en cierto modo el post de este día:

2 comentarios:

zarkania dijo...

En mi caso ha sido difícil. Me cuesta trabajo alejarme de esa ansiedad de venta que solemos tener los novatos emprendedores. Como siempre el obstáculo es comprender que los resultados de estos esfuerzos son generalmente a largo plazo. Sin embargo, en el momento que te relajas y lo tomas como un acercamiento con la gente que comparte tu pasión, se vuelve muy divertido. Por otra parte, la realidad en México es que aún la gente no está acostumbrada a este tipo de relación con las empresas, se notan renuentes de seguir un blog y aportar sus opiniones... quizá en algún lugar con letras grandes deberíamos usar la vieja frase del comerciante de: SIN COMPROMISO.

Ro dijo...

Creo que en el caso de todos es difícil. Incluso para las marcas grandes he visto que la gente pierde interés cuando sólo se comunican mensajes de ventas. Y quizás es cierto que los resultados son más a largo plazo, de construir relaciones.

La gente no está acostumbrada, pero cada vez sucede más. A mi me taggean frecuentemente gente que tiene negocios en Facebook para contarme de sus novedades.

Pasele, prueble, sin compromiso =) jaja la tradicional frase.

Finalmente, tienes razón que muchas veces no participan en post de blogs pero esto no significa necesariamente que no te lean, ni que no exista este 'awareness' de tu negocio. Seguir las estadísticas de tu blog puede ayudarte a saber quienes, cuando, de dónde y como es que te encontraron las personas que te leen. Y muchas veces no tienen algo que decir en ese momento cuando posteas; pero por lo menos saben que existes =). Saludos Ofy.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails